No puedo cambiar la dirección del viento, pero puedo…

4-4 “No puedo cambiar la dirección del viento, pero puedo ajustar mis velas para llegar siempre a mi destino”. Jimmy Ray Dean (10 de agosto de 1928 – 13 de junio de 2010).


Reflexión:
En la vida se nos presentan cosas, que no podemos dejar o evitar que se nos presenten; pero si podemos evitar o esquivar para que no irrumpan en nuestro camino.
Por ejemplo, no podemos cambiar la dirección del viento; ello escapa a nuestro control. Sin embargo si podemos ajustar las velas, para llegar finalmente a nuestro destino, así el viento nos empuje en dirección contraria.
En la vida son más las cosas que podemos cambiar que las que no podemos. Pero las que no podemos, si que podemos enfrentarlas, con inteligencia, audacia, táctica y estrategia.
El problema es que la mayoría de las veces nos ensimismamos en una premisa que debemos erradicar de nuestra vida: NO PODRÉ. Cuando, si podemos, siempre y cuando queramos, pues la fuerza de voluntad propia para superar barreras, es más poderosa que la voluntad de otros para interponerlas.
Y como los vientos cambian con relativa frecuencia, debemos adaptarnos a las circunstancias; rompiendo la inercia y renunciando al statu quo, que es, el que nos arroja contra las rocas y nos golpea fuertemente contra ellas impulsado por las olas que vienen y van, sin que tengamos capacidad de reacción, cuando estamos en ese estado.
Debemos declararnos pues en asamblea permanente y si es preciso, dejar de parpadear, pues solo en tanto ajustemos las velas cada vez que resulte necesario, garantizaremos el arribo, a nuestro soñado destino.
Biografía:
Fue un cantante de country, actor y hombre de negocios estadounidense.
Aunque puede ser más conocido como el creador de la marca Jimmy Dean sausage brand, se convirtió en una personalidad televisiva desde 1957, alcanzado la fama en 1961 con su hit crossover «Big Bad John» y su serie de televisión The Jimmy Dean Show, quien también dio a Jim Henson, creador de los Muppets su primera entrada en el negocio de los medios de comunicación.Su carrera como actor incluye un papel como Willard Whyte en la película de 1971 de James Bond Diamonds Are Forever. Vivió cerca de Richmond, Virginia y fue nominado para el Country Music Hall of Fame en 2010 aunque solo consiguió entrar a título póstumo.

Por favor, síguenos, comparte y danos un Like:
Follow by Email209
Facebook0
Facebook
Instagram0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *