“Lo más importante en la vida es dejar de decir lo deseo…

3-8 “Lo más importante en la vida es dejar de decir lo deseo, y empezar a decir lo haré. Considere que nada es imposible, entonces convierta las posibilidades en probabilidades”. David Seth Kotkin (Metuchen, Nueva Jersey, 16 de septiembre de 1956).

Reflexion:

Entre desear algo y hacer algo, casi siempre media únicamente una palabra de ocho letras, que emerge como una especie de puente entre uno y otro de esos escenarios: VOLUNTAD.

Voluntad es la que falta en muchas ocasiones, y también la que sobra, en otras, aunque no siempre bien encaminada o dirigida.

Desear algo no es un problema; el problema es quedarnos en el deseo.

Empezar a trabajar en función de lo que se desea así no se obtenga el propósito rápidamente, es un paso decisivo para acercarnos a hacer realidad los sueños.

Si consideramos que nada es imposible, y nos atrevemos a dirigirnos hacia el objetivo, eso que consideramos distante o que algunos pudieren juzgar de imposible, empezará a encontrarse dentro del plano de lo posible, y en tanto nos esforcemos por avanzar, lo apenas posible, muy pronto estará en el campo de lo probable, y en el momento menos pensando, casi sin advertirlo, nos encontraremos en el grado de certeza o lo que es lo mismo, de realización.

Menos deseos, elucubraciones y buenas intenciones. Muchas más ejecutorias, realizaciones y concreciones.

Solo en la medida que pasemos del dicho al hecho, podremos acariciar y disfrutas los frutos de los sacrificios y de los esfuerzos.

Biografía:

Más conocido como David Copperfield, es un ilusionista estadounidense considerado uno de los mejores en su género.

Sus ilusiones más reconocidas mundialmente incluyen hacer desaparecer la Estatua de la Libertad, levitar sobre el Gran Cañón y atravesar la Gran Muralla China.

Copperfield empezó su carrera profesional a la edad de 12 años, y fue la persona más joven admitida en la Sociedad Estadounidense de Magos. A los 16 años ya era profesor de magia en la Universidad de Nueva York. Poco después, empezaría a firmar sus primeros contratos en televisión. El mago vivió su apogeo en la década de los años 90 y es considerado uno de los mayores magos de la historia, aportando visión tecnológica y comercial al mundo de la magia. Entre otros galardones ha recibido 21 premios Emmy y ha entrado 11 veces en el Libro Guinness de los récords.
En 1982, el mago fundó el Proyecto Mágico, un programa de rehabilitación para ayudar a pacientes minusválidos a recuperar la destreza y habilidades perdidas. El programa ha sido acreditado por la Asociación estadounidense de Terapia Ocupacional, y está en uso en miles de hospitales alrededor del mundo.

En el año 2006 David Copperfield compró once islas de las Bahamas, en el océano Atlántico. Este paraíso natural apenas explorado es el conjunto de islas que se conocen como ‘Musha Cay’. Posteriormente, fueron rebautizadas como ‘las islas de la bahía Copperfield’. Se trata de un complejo turístico vacacional de lujo con más de 700 acres para explorar y 40 playas privadas de aguas totalmente cristalinas y arena blanca. Algunos de sus clientes más selectos son la animadora televisiva Oprah Winfrey, el actor John Travolta o Serguéi Brin, el cofundador de Google que se casó allí en 2007.

David Copperfield posee en la ciudad de Las Vegas, Nevada, un museo personal dedicado al mundo de la magia, el más importante del mundo con los objetos, aparatos, libros y recuerdos más codiciados. Pero no es un museo abierto al público sino que se accede por invitación.

Por favor, síguenos, comparte y danos un Like:
Follow by Email209
Facebook0
Facebook
Instagram0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *