“El sentido común, aunque lo intenta, no puede evitar…

10-8 “El sentido común, aunque lo intenta, no puede evitar ser sorprendido de vez en cuando”. Bertrand Arthur William Russell, tercer conde de Russell, (Trellech, 18 de mayo de 1872 – Penrhyndeudraeth, 2 de febrero de 1970).

Reflexion:

Dicen que el menos común de los sentidos, es el sentido común. Con ello se quiere afirmar con algo de sarcasmo y de ironía, que todo lo que parece obvio, necesario, elemental, pertinente, etc etc, a los ojos de cualquiera, no siempre lo es, o no siempre resulta serlo.

El sentido común, aparentemente es esa forma o tendencia de pensamiento universal, en la que todos, sin habérnoslo propuesto, parecemos estar de acuerdo, pues dentro de un esquema de mínimos, exactamente todos por ejemplo, consideramos que algo es bueno o es malo, y que en consecuencia todos debemos actuar o dejar de hacerlo, de conformidad con esos parámetros, de una determinada manera.

No obstante, el aludido sentido común termina siendo asaltado o sorprendido, por aspectos internos o externos, sobre los cuales ese consenso táctico, carece de control.

Aspectos culturales que pueden encontrar por ejemplo su principal explicación en el origen de dos personas provenientes de países con costumbres diametralmente opuestas, o con una cosmovision totalmente diferente, puede llevarnos a que lo esperado, no resulte; y si en cambio, lo acontecido sea totalmente diferente a lo previsto.

O que decir del estado anímico de las personas, que con inusitada frecuencia los lleva a actuar de una manera anormal o diferente a lo que creeríamos que debería ser, sorprendiéndonos de manera grata o ingrata, pero al fin y al cabo o sorprendiéndonos.

El sentido común, aunque lo intenta, no puede evitar ser sorprendido de vez en cuando. Sin embargo, lo importante es, que cada vez nos sorprenda menos, y que también, tengamos la capacidad de asimilar y comprender, las razones de esos procederes inexplicables, dándoles el debido manejo, para que lo que resulta extraño, no produzca efectos negativos y hasta devastadores, por cuenta de tratarse de cosas inesperadas.

Siempre será mejor, estar preparados, para que jamás nos sorprenda un sentido común que ha dejado de serlo, saliéndose de órbita, y hasta perdiendo la cordura.

Biografía:

Fue un filósofo, matemático, lógico y escritor británico ganador en 1950 del Premio Nobel de Literatura. Ha sido conocido por su influencia en la filosofía analítica, sus trabajos matemáticos y su activismo social.

En opinión de muchos, Bertrand Russell posiblemente haya sido el filósofo más influyente del siglo XX, al menos en los países de habla inglesa, considerado junto con Gottlob Frege como uno de los fundadores de la Filosofía analítica. Es también considerado uno de los lógicos más importantes del siglo XX. Escribió sobre una amplia gama de temas, desde los fundamentos de las matemáticas y la teoría de la relatividad al matrimonio, los derechos de las mujeres y el pacifismo. También polemizó sobre el control de natalidad, los derechos de las mujeres, la inmoralidad de las armas nucleares, y sobre las deficiencias en los argumentos y razones esgrimidos a favor de la existencia de Dios. En sus escritos hacía gala de un magnífico estilo literario plagado de ironías, sarcasmos y metáforas que le llevó a ganar el Premio Nobel de Literatura.

Russell es reconocido como uno de los fundadores de la filosofía analítica, de hecho, inició diversas vías de investigación. A principios del siglo XX, junto con G. E. Moore, Russell fue responsable en gran medida de la «rebelión británica contra el idealismo», una filosofía influenciada en gran medida por Georg Hegel y su discípulo británico, F. H. Bradley. Esta rebelión tuvo repercusión 30 años después en Viena, en la llamada «rebelión en contra de la metafísica» encabezada por los positivistas lógicos. Russell estaba especialmente disgustado por la doctrina idealista de las relaciones internas, la cual mantiene que para conocer una cosa en concreto, se deben conocer antes todas sus relaciones. Russell mostró que tal postura haría del espacio, del tiempo, de la ciencia y del concepto de número algo sin sentido. Russell junto con Whitehead continuó trabajando en ese campo de la lógica.

Russell y Moore se esforzaron para eliminar las suposiciones de la filosofía que encontraron absurdas e incoherentes, para llegar a ver claridad y precisión en la argumentación por el uso exacto del lenguaje y por la división de las proposiciones filosóficas en componentes más simples. Russell, en particular, vio la lógica y la ciencia como la principal herramienta del filósofo. Por tanto, a diferencia de la mayoría de los filósofos que le precedieron a él y a sus contemporáneos, Russell no creía que hubiese un método específico para la filosofía. Él creía que la principal tarea del filósofo era clarificar las proposiciones más genéricas sobre el mundo y eliminar la confusión. En particular, quería acabar con los excesos de la metafísica. Russell adoptó los métodos de Guillermo de Ockham sobre el principio de evitar la multiplicidad de entidades para un mismo uso, la navaja de Ockham, como parte central del método de análisis y el realismo.

Por favor, síguenos, comparte y danos un Like:
Follow by Email209
Facebook0
Facebook
Instagram0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *